Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Torre de Dios [Re - Apertura] Elite.
Mar Feb 18, 2014 8:35 am por Invitado

» Attack On Titan ;; Confirmación - Élite.
Vie Ene 24, 2014 8:52 pm por Invitado

» ¿Qué le harías al pj de arriba?
Miér Nov 13, 2013 4:17 pm por Xal

» Montesquieu Academy [Confirmación | Élite ]
Mar Nov 05, 2013 12:40 pm por Invitado

» midnight normal
Lun Nov 04, 2013 9:22 am por Invitado

» La celebración de Halloween al estilo Blood Lad
Jue Oct 31, 2013 5:35 pm por Naia

» Graphic Flanny -ELITE-
Miér Oct 30, 2013 12:24 am por Naia

» Fuyumi Yanagi
Miér Oct 30, 2013 12:19 am por Naia

» Reckless University || Élite - Confirmación.
Jue Oct 24, 2013 3:52 pm por Naia




NAIA


JUNE

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Miér Abr 29, 2015 12:03 pm.




Ouran HighSchoolWings of FreedomAtack on TitanDespair HighschoolSword Art Online (SAO)

★NORMALES★

☛VOTANOS☚
Shiki Topsite!
The Top 100 Dangerous Sites
Onigroup Top List

✌DIRECTORIOS✌


Welcome again...sleepy city [Free]

Ir abajo

Welcome again...sleepy city [Free]

Mensaje por Aeryth S. Jaeger el Dom Oct 06, 2013 3:07 pm


Welcome again sleepy city.
Tarde/Noche • Calles Principales • Octubre •
Demasiado tiempo caminando, eso era lo que pensaba pero ya había recorrido gran parte del tiempo. Por suerte no había tenido que andar desde el quinto pino porque francamente mi "hogar" quedaba muy lejos de mi hogar natal si es que podía llamarlo así. Hace una media hora me topé con el transporte, ya sabes, seguro que los has visto, palomas humanoides que corren mucho pero cuentan el dinero de una forma totalmente lenta y desesperante. Les pedí si podían llevarme y al ver el dinero comenzaron a contar de forma lenta. En realidad, es un momento muy incomodo, no entendí porque no me contestaron siempre supe que eran de pocas palabras pero vale.

-Zona Este. Sector centro. Por favor. -les pedí con amabilidad tras cerrar la puerta. Era asombroso la velocidad que alcanzaban, de no ser porque mi equilibrio era algo que sabía mantener desde pequeño, escalar con escombros cargados a tu espalda, no es nada realmente dificil. Pero diablos, estos tios iban demasiado rapido, no entendía como podían girar pero lo hacían, recé para que mis espadas no se salieran de las empuñaduras o acabaría atravesado por ellas, si había un bache por el camino recaba por que el techo aguantara y no lo rompiera de la fuerza.

Mas de una vez pensé en ordenarles que se detuvieran, que no era necesario que me rompieran los huesos para llegar pero cuando lo hice, nos detuvimos, de tal forma que acabe estampandome contra la parte delantera de aquella cabina. Se escuchó el sonido de mis espadas al chocar contra aquella superficie de madera, la cual había aguantado mas entera que yo mismo. Me bajé suavemente aturdido. -Ar...arigato. -agradecí antes de que salieran corriendo, ¿pero porque no decían ni mu? Suspiré agitando mic abello con suavidad al ver como la luna comenzaba a salir lentamente al fondo del horizonte mientras que en el otro extremo la luz del sol comenzaba a teñir de naranja el suelo para dar lugar a un azul oscuro con manchas de plata.

Miré a mi alrededor, todo seguía lúgubre, las luces apenas servían para teñir de amarillo de forma sutil algunos establecimientos, estiré mis brazos de forma pesada, lo primero que necesitaba era encontrar alojamiento, mi casa aunque seguiría donde la dejé hace años no seriviría para estos momentos, los desechos podían alojar a un niño, pero a un adulto no se le podía resguardar bajo hierros oxidados y un espacio minimo. De pequeño todo parece mas grande. A lo lejos visualicé un puesto ambulante, por su cartel deducía que eran bolas rellenar de diversas salsas como una especie de dorayaki, quizas incluso tuvieran carne, no recordaba aquel puesto. Camine con lentitud y pedí un par de esas cosas, estaban bastante deliciosas incluso tenían un toque picante, estaban insertos en un palo con unas seis bolas bastante deliciosas. -Bien... ahora me pregunto donde debería de ir. -pregunté con una sonrisa mirando a la Luna que lentamente emergía. -¿Podrias guiarme? -pregunté antes de seguir caminando hacia ninguna parte. Buscando a nadie. Buscando todo.  

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Última edición por Aeryth S. Jaeger el Miér Oct 09, 2013 3:04 am, editado 2 veces
avatar
Aeryth S. Jaeger
Antropomorfos
Antropomorfos

Mensajes : 12

Datos
Puntos:
0/300  (0/300)
Clase: C
Privilegio Especial:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome again...sleepy city [Free]

Mensaje por June Severide el Mar Oct 08, 2013 5:41 pm


Lejos del calmo y pacífico Territorio del Sur; el Territorio del Este parecía una gran colmena de demonios. Edificios gigantescos, muchas luces coloridas y carteles de publicidad por doquier que comenzaban a encenderse con la caída del sol. Todo era llamativo y pareciera que el espectáculo apenas estaba comenzando. Un hermoso lugar turístico, no podía negarlo. Probablemente cualquier cosa que buscase la encontrase en ese territorio pero por más que quisiese, jamás podría compararse con el paradisíaco territorio del que ella provenía. De hecho, disfrutaba tanto de sus propios parajes que si no fuera por casos excepcionales como este, simplemente no dejaría su territorio ni aunque lo necesitara. Pero en cuestiones de negocios importantes no le quedaba más remedio.

Caminaba con cautela por unas oscuras y vacías calles para no llamar la atención. Tenía bien presente que al estar en un territorio ajeno al propio debía hacerse responsable de lo que allí hicieran con ella si la encontraban, y por esa misma razón procuraría evitar cualquier contacto con otra criatura para evitar conflictos. Después de todo, sus negocios no se llevarían a cabo en aquel lugar y no era más que un sitio de paso para su verdadero destino. Aun así, pese a desear evitar todo acercamiento inoportuno, no tenía miedo alguno puesto que hacerse conocer y respetar por su poder era una de sus tantas metas.

Sus pasos, firmes e imponentes pero silenciosos, apenas se dejaban oír tras golpear los tacones contra el pavimento. Su vestido oscuro y holgado flameaba con la suave brisa producto de su andar y cubría gran parte de su cuerpo tras la abultada textura que poseía. Desconocía la zona pero tenía la certeza de que hasta el lugar más pulcro y controlado tendría un sitio, aunque sea acobijado por la clandestinidad, para los curiosos turistas que visitaban aquellos lugares; y ella lo encontraría. Tenía el presentimiento de estar cerca de aquel lugar que le permitiría hospedarse esa noche, se lo habían comentado en el Sur y habían procurado orientarla con puntos referenciales en esa ciudad, pero a poco había encontrado uno solo de ellos y con suerte.

Dobló en una esquina, camino un par de cuadras, atravesó pequeños callejones y finalmente cuando se creía cerca del lugar, su mala suerte la interpuso con otra criatura. Frenó su marcha un instante por la sorpresa pero rápidamente volvió a andar y esta vez con más seguridad. Alzó ligeramente el mentón, se cubrió de un semblante indiferente y apenas deslizó los ojos para mirarlo de soslayo mientras lo cruzaba por al lado. No iba a dar un contacto visual directo. Si lo ignoraba probablemente pasaría por una ciudadana común y corriente que merodea por su territorio en busca de un noséqué ocupada en sus asuntos.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
June Severide
Demonios
Demonios

Mensajes : 56

Datos
Puntos:
0/300  (0/300)
Clase: C
Privilegio Especial:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome again...sleepy city [Free]

Mensaje por Aeryth S. Jaeger el Miér Oct 09, 2013 3:30 am


Welcome Again Sleepy City
Tarde/Noche • Calles Principales • Octubre •
Cada pasó traía impreso de forma sustancialmente notable la reminiscencia de mi pasado. Creo que muchos han tenido una infancia normal dentro de lo que cabe claro, vivimos en el mundo demonio donde la normalidad es quizas una de las expresiones máximas de la crueldad. Aqui la gente no teme a morir sino a morir y no matar a nadie por delante. Examinando cada baldosa me daba cuenta de lo poco conservado que estaba este lugar, quizas era una metafora de que el tiempoa lf inal se habría paso hasta en un mundo que discurría de forma distópica al llamado "original" si los humanos eran los originales entonces nosotros solo eramos copias, pero, ¿como podía ser una copia mas fuerte que la original? Un misterio. Demasiados.

El caso es que nunca he estado en el mundo humano, no me importan porque yo no les importo a ellos, porque sé de lo que son capaces, porque han perdido toda esperanza. Depositando sus creencias en los hombros de personas, cuando eso debe de hacerse en condiciones criticas, las personas, los demonios, todos son de poca o nignuna confianza. Una persona no está hecha para el poder, por eso cuando lo tiene, se convierte en esto. Una ciudad brillante de dia, y que muestra todas sus debilidades de noche.

El sonido de la ciudad se dividía en tres silencios, el silencio natural, las personas si hacían algo de ruido pero una vez pasabas los comercios donde te alimentabas todo el ruido se sumergía en un suspiro inaudible. Estaba tambien el silencio lunar, plateado y que bañaba todo por donde iluminaba, yo caminaba entorno a aquella esfera, siguiendo su camino. No es que no supiera donde ir, antes de ir a cualquier lugar siempre compro a las mejores personas para que me digan lo que saben, o dicho de otra forma, recurro a viejos lazos de amistad para conseguir informacion y como sabía donde estaba el lider de este distrito iría a presentarme pronto a él, para decirle que, o dejaba el territorio sin violencia, o yo le sustituiría. Sabes lo mejor, nunca he matado  nadie, y ni siquiera es necesario.

El sonido de mis zapatos golpeando con suavidad el suelo y el suave movimiento sde las Titan Slayer que estaban atadas a mis caderas por un cinturon-vaina eran el tercero de los silencios, el que siempre portaba cuando iba a cualquier sitio. Dí un giro a la izquierda, varios viandantes me miraron, tenían aquella expresion que de pequeño tantas veces había visto, simplemente caminé sin hablarles, se podía mostrar mas firmeza con un paso que con miles de vagas palabras y promesas de muertes dolorosas. El tintineo incesante de los carteles que escribían el nombre de los comercios dejaron de acontecerse durante un instante, se apagaron, se encienderon de nuevo y mostraron a una joven. Segun mi ley del detalle, que decia así "ante todo, fijate en lo pequeño, lo minusculo, lo que todos ignoran, ahí está la diferencia entre dos gotas de agua", siempre había que examinarlo todo, incluso de forma subconsciente pues lo pequeño dice mas que lo grande, mucho mas. Su figura resaltaba por ser totalmente diferente a lo que había visto, su mirada era extrañamente diferente, cada poblacion tiene una mirada comun, es algo que se nota (y mas cuando por miradas podías preveer quien deseaba golpearte hasta la muerte y quien te ignoraba) cosas del pasado y de la experiencia.

Su cabello teñido por una luz suave de magenta cobró mas fuerza al ser iluminado por la plata y sagrada luz de la Luna. Sus ojos eran de un color mas claro que el mio, bastantes tonos mas, los mios quizas eran brillantes y profundos, pero los suyos eran claros como un manantial de agua puro. Su cabello ademas tenía toques rosados como si en realidad dos colores se hubieran simbiotizado en su interior, algo realmente poco comun, jamas había visto algo asi. Sus andares no mostraban quizas mas de lo que mostraba su cuerpo en general, como esculpido por algun tipo de dios para desconcentrar al rival y por Kami que lo había conseguido. Todo eso fue en un mero contacto visual que ni siquiera calificaría de directo, pasó de mi, pero lo que no pasó en mi fue la curiosidad, ¿quien diablos era? Giré con suavidad mi cuerpo para dar una media vuelta, metí mis manos en mis bolsillos y sonreí como un niño que encontraba un nuevo juguete, y este se había metido demasiado en mi mente como para dejarlo escapar.

-¿Puedo saber que haces aquí? -pregunté con calma, esperando a que se detuviera, tampoco era necesario agarrarla porque de noche ys iendo yo un hombre entender que quería violarla sería mas facil que explicar que quería saber absolutamente todo de ella, como si fuera el libro que nadie ha escrito y nadie ha leido. -Podrías parecer de aquí pero conozco a la gente de aquí y no eres como ellos. -no...nadie se parecía ni remotamente a ella. -¿Buscas algo de este distrito? -pregunte cordialmente, si buscaba al lider tendríamos un conflicto de intereses pero aun así saber porque estaba aqui, quien era, que hacía, que quería, que era, componía el glosario de dulces que actualmente como un niño, quería devorar. Me acerque un poco a ella, manteniendo la distancia de seguridad y me presente, porque mi maestro siempre decia; "piensa que todos son iguales a ti, y siempre muestra tanto respeto como el que quieres tú para los demas" asi que incliné mi rostro a modo de reverencia y dije mi nombre. -Me llamo Aeryth.

Podía claramente pasar de mi, pero bueno, si confiaba en algo era solamente en que la curiosidad movía montañas a diferencia de cualquier otra cosa.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
avatar
Aeryth S. Jaeger
Antropomorfos
Antropomorfos

Mensajes : 12

Datos
Puntos:
0/300  (0/300)
Clase: C
Privilegio Especial:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome again...sleepy city [Free]

Mensaje por June Severide el Jue Oct 10, 2013 4:17 am


Una pequeña mueca de gracia, resultado de un efímero momento de diversión en el que se regocijaba de haber burlado el encuentro, se dibujó en su rostro. Sin embargo, el intervalo de satisfacción fue tan espontáneo y repentino que desapareció antes de exteriorizarse en una curva sobre sus labios, y no era para menos ya que el contacto que se jactaba de evadir la había detectado cual radar. Pero aun así no dejó que la sorpresa gobernara su voluntad, y lentamente detuvo su andar dos pasos más adelante sin intenciones aparentes de voltearse. ¿Qué haría ahora? ¿La habría confundido? No, evidentemente no y por si aún tenía la duda, el segundo comentario del varón seguía aclarando lo poco desapercibida que pasaba.

Su semblante se mantenía sereno y despreocupado, mas su mente analizaba y cuestionaba la mejor forma de responder ante el joven de cabellos castaños. ¿Debería adelantarse y atacarlo antes de que él lo hiciese, o llamase a otras criaturas? ¿O debería escucharlo, sonreír y procurar que se fuese sin demasiado alboroto? Ciertamente veía ambas opciones tan correctas como arriesgadas pero si lo pensaba unos segundos más aquella criatura no poseía un aspecto temible o imponente, de hecho podría tratarse claramente de un mago cuya apariencia emulaba un humano común y corriente... Pero, ¿acaso un mago era fácil de subestimar? Era imposible pensar algo coherente con tanto desvarío de posibilidades rondando su mente y ciertamente, más que una respuesta, lo único que había obtenido tras prolongados segundos de estar inmersa en sus pensamientos, no fue nada más ni nada menos que una actitud aún más sospechosa.

Y de repente llegó la segunda pregunta. Pero esta vez el tono relajado del locutor le invitaba a tomar la opción correcta. El sonido de sus pies acercándose le hicieron levantar la alerta y rápidamente su cerebro le sugirió que no era buena idea darle la espalda a un ser de intenciones dudosas, menos aún si podía tratarse de un posible protector de aquel territorio. Así que sin perder más tiempo negó ligeramente con la cabeza en un lento y breve movimiento antes de, con la misma excesiva lentitud, voltearse y observarle directamente los ojos como si fuera a someterlo ejerciendo algún tipo de dominio mental o chucherías de ese estilo. Sabía que nada pasaría por más que estuviera atravesando su espectro con la mirada, pero quería asegurarse de transmitirle el poco miedo que le causaba y la escasa autoridad que tendría sobre ella.

- Al parecer llegué aquí por equivocación - Contestó sonriendo afablemente mientras sus ojos se cerraban involuntariamente en aquella gesticulación. La información no era del todo correcta pero si se aproximaba bastante. Daba igual, sabía que no era gracioso y que la situación se volvía más agradable ante el certero hecho de que no estaba donde debería. - Aeryth, es un gusto - prosiguió retomando la cordialidad y la distancia característica que imponía en el habla. - Soy June - añadió en concepto de presentación, sin añadir movimiento más que el propio de sus brazos deslizándose para atrás de su cuerpo.

- No era mi intención asustarte, sólo iba de paso - Comentó con demasiada seguridad en sus palabras, al punto de creerse el inventado miedo que no padecía su interlocutor. - No estoy aquí para hacerte daño, puedes estar tranquilo, para mañana ya no estaré aquí. - agregó haciendo un fugaz recorrido panorámico con usos ojos sobre la contextura ajena y nuevamente sonrió, esperando inculcarle algún resquicio de temor que le facilitara el trato por los próximos minutos en los que se extendiera la conversación.





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
June Severide
Demonios
Demonios

Mensajes : 56

Datos
Puntos:
0/300  (0/300)
Clase: C
Privilegio Especial:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome again...sleepy city [Free]

Mensaje por Aeryth S. Jaeger el Sáb Oct 12, 2013 4:26 am


Welcome again sleepy city.
Tarde/Noche • Calles Principales • Octubre •
No solía detenerme por nadie, porque como ya demostraron las personas en mi juventud, nadie se paraba para comprobar si estaba bien. No quiero decir que mi infancia fue la peor, pero debe de estar bastante peleada con el resto de malas infancias aunque no creo que haya nadie que pueda lidiar conmigo en ese aspecto. No busque mi pasado sino que él me encontro a mí y como quería venganza haría la mas sana de las veganzas evitar que ese pasado pudiera ocurrir de nuevo, mi lucha se basaba en el destino quería evitar que la oscuridad siguiera poblando este mundo, podíamos ser felices, o vivir en paz al menos, las luchas se acabarían, los conflictos se detendrían y el unico complejo que habría que enfrentarse es el de la lucha por un poder, pero como todos seríamos iguales no habría necesidad de matar, un proyecto a largo plazo conocido como La Iluminacion.

-Siempre eres igual de ingenuo... ¿piensas que convenceras a todos los demonios para que te sigan? -preguntó una voz ronca y grave. Era Kyuubi, quien podía "materializarse" en el exterior como un Kitsune de un tamaño casi parecido al mio sin embargo ambos sabíamos que él no estaba ahí porque estaba en mi interior. -Son demonios con los que intentas parlamentar, te mataran, y eso significaría que me matarían y antes me alimentaré de sus corneas que dejar que me maten.

En eso tenía razon, pero confiaba en mi maestro como para poder ignorar a Kyuubi aunque cuando se cabreaba era el peor enemigo que pudiera tener, yo mismo. Sin embargo, aquella mujer destacó como lo hacía la luz fugaz de un rayo en la noche, implacable, de forma totalmente diferente, como si un mundo hecho de blancos y negros apareciera de repente el color, algo tan fascinante que merecía ser estudiado.

-No trates de engañarte, te interesa por cosas mas personales que las relacionadas a tu interes no personal.-comentó mirando a los ojos. -Urusei... -contesté mandandole a callar en mi mente, dado que hablar a la nada simplemente no tenía sentido. Mis ojos se movieron hacia los suyos cuando decidió hablarme, por lo visto se había perdido, algo que resultaba bastante topico pero que siendo yo alguien que podía hacer de todo menos guiarse en un sitio nuevo era especialmente dificil para mi pero en su faceta de mujer bella y perdida no podía mas que ser divertido. Cuando dijo su nombre lo grabé a fuego porque mi maestro decía una cosa que aunque aún no entendía me avisó de que con el tiempo yo mismo lo sabría:

"El mundo esta rodeado de nombres, tu tienes uno pero no es el que tienes en este momento, las cosas tienen su nombre y cuando alguien las sabe entonces tiene todo el poder sobre esa cosa, cuanto mas crezcas, cuanto mas fuerte te hagas mas necesitaras saber el nombre de las cosas pero, no te preocupes, las cosas tienden a revelar sus secretos si eres merecedor de estos". Asi que su nombre quizas me revelaría mas de ella de lo que ambos esperabamos.  -Tranquila, he vivivo aquí mucho tiempo, ya no hay nada que me asuste. -lo cual era tan bueno como malo, que algo no me diera miedo no quiere decir que no supiera lo peligroso que fuera a ser, sino que simplemente lo analizaría detenidamente sin influenciarme por la apariencia o sensación que me transmitiera, lo vería como un objeto y no como un ser. -Entonces es una pena que Canzovy se quede sin una mujer tan pronto.

-Tus tecnicas de impresionamiento son de lo mejorcito. -habló sarcasticamente el zorro. Tenía ese don para meterse en una conversacion simplemente por su aburrimiento.  -Aunque no puedo hacerte una guia por el distrito, porque acabo de llegar, quizas pueda saber que buscas y ayudarte a encontrarlo. -saber que buscaba podría decirme mas de ella -Aunque -añadí- si se trata de alojamiento tendremos el mismo problema, recuerdo que por aquí debía de haber un pequeño hotel pero no recuerdo donde, ni si sigue estando. -como guía dejaba que desear pero llevaba bastantes años fuera como para recordarlo todo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


[Lamento la tardanza pero ya me han golpeado los examenes xD]
avatar
Aeryth S. Jaeger
Antropomorfos
Antropomorfos

Mensajes : 12

Datos
Puntos:
0/300  (0/300)
Clase: C
Privilegio Especial:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome again...sleepy city [Free]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.